El misterioso acto de la creación de un nuevo universo, por Laura Esquivel

Laura Esquivel saluda a AMLO en el Congreso República AmorosaAntes de dar lectura a las siguientes reflexiones, quiero irme un poco atrás y hablarles de los mayas.

Cuenta el Popol Vuh, que en un inicio sólo el cielo existía. No había hombre ni animal ni piedras, ni bosque ni ríos. Hasta que una deidad creadora, masculina y femenina, que entre otros nombres se le conoce como Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra dio origen al hombre de maíz. Esta bella historia que cuenta el origen del universo y las hazañas del pueblo maya-quiché, se ha contado una y otra vez en el transcurso del tiempo. La traigo al presente porque creo que es pertinente recordarla.

Toda la vida comienza con un corazón, con un pulso, con una vibración. Nos dicen nuestros antepasados que todo tiene un corazón. Desde el más pequeño átomo hasta la más lejana estrella, toda vida en nuestro universo posee un corazón que pulsa. La tierra pulsa, el cielo, pulsa, vibra, danza. Los mayas decían que el universo no es otra cosa que una matriz resonante y que si nos conectamos con ella por medio del cordón umbilical del universo, obtendremos todo el conocimiento que queramos. En otras palabras, podríamos conectarnos con todo y con todos en un instante y establecer comunicación con ellos. Cuando palabra y pensamiento se unen en una sola vibración, la materia toma forma y surge un nuevo corazón y cuando deja de latir, la vida cesa, se detiene.

La civilización que dio origen a esta cosmovisión, hace tiempo que desapareció. La Tierra ha acelerado su pulso. Nosotros también, sin embargo lo hacemos por separado, a contra-ritmo. Vivimos en desarmonía con la naturaleza y con nuestros semejantes. Tenemos que corregir el rumbo, recorrer nuevos senderos si queremos sobrevivir como especie. Estoy segura de que el corazón es el que marcará el paso, que el corazón es lo que unirá palabra y pensamiento para repetir el misterioso acto de la creación de un nuevo universo.

Estamos presenciando un momento único. Por un lado el desmantelamiento de un sistema económico equivocado que tanta muerte y dolor ha dejado, y por el otro, el fortalecimiento de una nueva organización civil que se encamina a la construcción de una nueva república. Una república amorosa.

Quiero resaltar que una de las cosas que más celebro de Andrés Manuel López Obrador es que a pesar de haber recorrido de punta a punta las venas de este país corazón,  a pesar de que sabe lo que hay que hacer para revitalizarlo, nunca se ha comportado como un hombre que tenga todas las respuestas. Su actitud ha sido la de incluir, convocar, enlazar, escuchar. Los Foros de Reflexión y Análisis de Morena son una muestra de ello. La gente que lo rodea, otro.

Los pensamientos que escucharán a continuación,  son la voz que habla por un espíritu, por una raza, por un pueblo, que aún vive, que late con fuerza, con vitalidad y que definitivamente se niega a morir pues tiene mucho, pero mucho que decirle al mundo.

Laura Esquivel

Marzo 21, 2012

Anuncios
Comments
One Response to “El misterioso acto de la creación de un nuevo universo, por Laura Esquivel”
  1. MArco Benitez dice:

    antes q nada mil gracias por habernos regalado esa maravillosa historia llamada como agua para chocolate; coincido plenamente con la visión del movimiento como agente de esperanza por un cambio, quiero entender q cuando hablas de corazón haces referencia a sentimientos, concuerdo en general con el punto, sin embargo, la ciencia va demostrando la estrecha relación entre sentimientos amorosos (corazón?) y procesos bioquímicos (Helen Fisher); creo si se me`permite, que la concepción de amor debe ser un acto plenamente consciente y no impulsivo, una auténtica empatía por el semejante y el consiguiente altruismo.

    La ciencia también nos dice q nuestros impulsos emotivos, fueron puestos por la naturaleza para sobrevivir como especie, las civilizaciones prehispanicas fueron sabias pero tambien obedecian el mandato natural, mataban para sobrevivir, aun cuando no estuviera racionalmente justificado, es pertinente conocer la mayor cantidad posible de aristas en este asunto, para plantear soluciones aterrizables, quienes han dominado nuestro país: corporaciones, hombres de negocios; (los politicos lamentablemente se han instrumentado como peones a su servicio) han actuado por instinto y no por racionalidad amorosa, buscan perpetuar sus genes con las herramientas a su alcance, tampoco son satanizables esas conductas, ya que todo tipo de seres son bienvenidos en pro de nuestra supervivencia como especie.

    Pero si hablamos del bien común, forzosamente debemos pensar en cambiar el estado de las cosas, es en esta premisa donde se debe celebrar una figura como la república amorosa, el bien común es por mucho la caracteristica más humana de nuestra especie.

    porque: El amor sin inteligencia no es suficiente y la inteligencia sin amor es peligrosa.

    Felicidades por atreverse a ser y luchar y creer sin desmayar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: