El combate a la pobreza y el mercado mundial Por Benito Antonio Sánchez Robles/

Mesa: Pobreza y desigualdad como problema moral.

El combate a la pobreza y el mercado mundial

Por Benito Antonio Sánchez Robles

En el siglo XIX nuestra nación se formó en medio de una fuerte lucha contra los enemigos extranjeros de nuestra Patria. Así, al interpretar los “Sentimientos de la Nación” José María Morelos proscribió para siempre la esclavitud y la distinción de castas, quedando todos iguales, y con el propósito de que los nuevos ciudadanos se distinguiesen uno de otro sólo por el vicio y la virtud. En un atinado sentido de justicia, Morelos expresó “… como la buena ley es superior a todo hombre, las que dicte nuestro Congreso deben ser tales, que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejore sus costumbres, alejando la ignorancia, la rapiña y el hurto.”

La Nación en ese momento demandaba que a cada ciudadano se le respetaran sus propiedades y su casa como un asilo sagrado. En los tiempos actuales el respeto a las propiedades tiene aún vigencia. Pero es más necesario moderar la opulencia y la pobreza. Morelos abolió la alcabala, el estanco y el tributo porque representaban un agobio a la población y consideró que con una ligera contribución, y la buena administración de los bienes confiscados al enemigo podría subsanarse la guerra de independencia. Hoy día para diseñar un plan para moderar la pobreza debemos tener en cuenta que, el modo de producción capitalista está en crisis y que los oligopolios utilizan el mercado mundial para compensar sus pérdidas. La pobreza es una condición humana deplorable y su existencia en el siglo XXI es moralmente injustificable. El trabajo ha creado una enorme cantidad de riqueza y ésta pertenece a la humanidad entera. Un elefante no se apropia de las hojas y frutos de los árboles al llegar él primero a degustarlas. El elefante toma de la naturaleza sólo lo que necesita y deja que otros elefantes accedan a esas mismas hojas y frutos. ¡Qué sabia es la naturaleza!

La Constitución Política vigente de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 25 señala que “Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, que fortalezca la Soberanía de la Nación y su régimen democrático y que, mediante el fomento del crecimiento económico y el empleo y una más justa distribución del ingreso y la riqueza, permita el pleno ejercicio de la libertad y la dignidad de los individuos, grupos y clases sociales …”

Por otra parte en el párrafo A) del artículo 26 se indica que “El Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional que imprima solidez, dinamismo, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la Nación.” Es muy conveniente que en la Nueva República el sistema de planeación democrática se consolide y perfeccione con miras a que se constituyan las condiciones básicas para la planificación de la economía mexicana a través de la democracia participativa de los diversos sectores sociales.

Aunque la carta magna señala que los programas de la administración pública federal deben sujetarse al plan nacional de desarrollo, a la fecha hay una simulación de este mandato, pero desde la Secretaría de Economía y desde otras instituciones se favorece deliberadamente a las grandes empresas transnacionales y a los integrantes de la oligarquía mexicana, así, por ejemplo desde el Banco de México se está más pendiente de enviar “buenas señales” a los capitalistas especuladores de la bolsa que de promover el crédito para ramas del sector productivo y de servicios.

Finalmente el artículo 27 constitucional menciona que “La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada.”  Pero añade que se podrán hacer expropiaciones por causa de utilidad pública y mediante indemnización y que la Nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que dicte el interés público, así como el de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación, con objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública, cuidar de su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida dela población rural y urbana.

En el Movimiento de Regeneración Nacional tenemos el propósito de construir la República Amorosa sobre tres pilares básicos: honestidad, justicia y hacer el bien.  ¿Cómo enfrentar el crecimiento de la pobreza en México durante los últimos cuarenta años? ¿Cómo enfrentar el déficit de plazas laborales que supera los 14 millones de puestos de trabajo de 1993 a la fecha? La riqueza y la pobreza ¿un binomio? No, no son un binomio porque no cuadran. Regularmente, la primera abusa de la condición de la segunda. Sobre todo cuando, en el contexto del capitalismo la pobreza es signo de un incremento del ejército industrial de reserva. Y, de este modo, el incremento de la pobreza se observa como una “ventaja competitiva” y los “precios competitivos” se fincan sobre un nivel salarial tan bajo que revela la sobreexplotación de la fuerza laboral. En todo caso, riqueza y pobreza son dos fenómenos contrarios, son dos condiciones en que puede encontrarse un individuo a lo largo de la vida en distintas etapas de ésta.

Quizá la mejor manera de moderar la opulencia y disminuir la indigencia en el sentido de los Sentimientos de la Nación de Morelos, sería a partir de confiscar los bienes a quienes se les haya comprobado enriquecimiento ilícito, como han sido los casos de políticos y empresas que han amasado grandes fortunas con actos en contra de la Nación. La economía política clásica inglesa enuncia que la fuente de la riqueza es, por un lado, la naturaleza, y por otro, el trabajo. Por ello es moralmente injusto que los trabajadores del campo y la ciudad vivan en condiciones de pobreza.

Por lo anterior, estimo que en el contexto de la Nueva República, además del proyecto “Jóvenes construyendo el futuro” que hace unas semanas anunció Andrés Manuel López Obrador, mediante el cual se crearán un millón doscientos mil empleos en los primeros seis meses de su gestión, las siguientes medidas podrían coadyuvar a disminuir la pobreza en México:

1. En el medio rural crear las figuras de “guardabosque”, “guardia del sistema ecológico” u otras similares con un ingreso remunerado quincenal por este servicio a fin de que los ejidatarios e integrantes de las comunidades indígenas asuman la tarea de preservar el buen estado de lagos, ríos, bosques, selvas y fauna en las regiones silvestres y semi-silvestres del país. La naturaleza es fuente de riqueza por ello debemos preservarla.

2. Cancelar las concesiones a las empresas mineras que producen grave deterioro al medio ambiente, de ser necesario, diseñar desde el Estado la explotación sustentable de metales, minerales e hidrocarburos en beneficio de la Nación.

3. Apoyar con subsidios la producción suficiente de alimentos hasta alcanzar la autosuficiencia alimentaria de la Nación. Renegociar el TLCAN o denunciarlo para corregir las distorsiones que ha provocado al sector agropecuario. El alivio de la pobreza en el campo es tan complejo que estos serían sólo puntos de partida.

4. Combatir la corrupción pública y privada con inhabilitación severa para ocupar puestos públicos o para hacer negocios en México. Promover e incentivar a ciudadanos y periodistas en la denuncia de los sujetos y/o empresas involucradas en actos corruptos. En un acto corrupto participan dos partes, ambas hacen daño a la Nación. Crear una institución ciudadana autónoma encargada sólo de combatir la corrupción. Ante un acto comprobado de corrupción ¿de qué dimensión debería ser la multa? ¿Quizá del doble de la suma comprometida en el acto referido?

5. Confiscar las riquezas mal habidas producto de corrupción y de negocios ilícitos para crear un fondo en la Secretaría de Desarrollo Social para la erradicación de la indigencia y el alivio de la pobreza extrema a través de proyectos humanitarios, educativos y de empleo.

6. Establecer un impuesto a los casinos y a los especuladores de la bolsa de valores con el propósito de crear un fondo para proyectos de creación de puestos de trabajo.

7. La obligación de las grandes empresas para atender el problema de la pobreza no debe ser vista como un asunto humanitario, su obligación parte de que han sido beneficiarias de la riqueza obtenida de los recursos naturales de la Nación y del trabajo de los mexicanos. Por ello, debe redactarse y aprobarse una ley que exprese la obligación de las empresas que obtienen más de 100 millones de pesos de utilidades al año a participar en proyectos educativos, deportivos, ecológicos, científicos, culturales y de creación de empleo en beneficio de la comunidad.

8. Bajo los principios de la Nueva República: honestidad, justicia y hacer el bien, la Secretaría del Trabajo debe convocar a la discusión sobre cómo mejorar la competitividad de las empresas mexicanas sin afectar el poder adquisitivo del salario. Más aún, admitiendo que el trabajo produce riqueza, el incremento de la competitividad también debe implicar un aumento en el poder adquisitivo del trabajador. Un acuerdo entre el propietario y los trabajadores debe ser punto de partida para un mejor posicionamiento de la empresa en los mercados. El interés de la empresa es incrementar sus utilidades, pero no debe cimentarse en la explotación del trabajo del obrero y del empleado o en la anulación de derechos laborales. A su vez, el interés del trabajador es conservar el puesto de trabajo y ampliar sus prestaciones laborales, pero no debe cimentarse en un descenso de su productividad. Construir la Nueva República en este aspecto debe partir de una nueva organización productiva en que empresarios y trabajadores sean solidarios en condiciones de austeridad y equitativos en condiciones de auge. Las empresas que consigan este equilibrio con seguridad tendrán mejores posibilidades en el mercado local, el nacional y el internacional. Hay empresarios que escamotean el reparto de utilidades. Las utilidades de la empresa deben distribuirse de manera equitativa entre el capitalista y los trabajadores. Hay obreros que son deshonestos con la empresa. Un mayor compromiso del trabajador con la misión de la empresa redundará en un beneficio bipartita. Esto ayudará a que empresarios y trabajadores se sientan integrados en una labor de equipo y sus resultados serán mejores. En la medida en que las empresas coadyuven a mejorar el poder adquisitivo de sus trabajadores esto también redundará en la ampliación del mercado interno. Con ello las empresas crearán un mejor entorno en el mercado para su propio desarrollo. Una nueva organización productiva para elevar la competitividad, las utilidades y el poder adquisitivo del salario requiere de un cambio de actitud entre empresarios y trabajadores. Un empresario dispuesto a hacer el bien y trabajadores en una sinergia de trabajar bien, con miras a hacerle bien a la humanidad. Por el bien de todos, es necesario combatir la pobreza.

9. Las actuales condiciones del mercado mundial afectan el ejercicio de diversas empresas tanto productivas como de servicios, miles de estas empresas desaparecen ante el alto nivel de competencia o por la falta de oportunidades ante la competencia monopolista de los consorcios transnacionales. La desaparición de empresas conlleva la pérdida de puestos de trabajo y consecuentemente el incremento de la pobreza entre los trabajadores. Ante esta situación el Estado debe aplicar una política económica más sensible que incluya: a) una mayor inversión en el desarrollo de ciencia y tecnología para mejorar la competitividad; b) un mejor seguimiento a las reglas de la Organización Mundial de Comercio para definir salvaguardas y proteger a los sectores de la economía que así lo requieran; c) someter a discusión de la sociedad la conveniencia de denunciar los acuerdos comerciales que causan daño a ramas productivas de nuestra economía; d) delinear una estrategia para favorecer a empresas mexicanas en los sectores en los que México es más competitivo; e) deben eliminarse los apoyos fiscales a las grandes transnacionales que se encuentran en nuestro territorio; f) deben revisarse los proyectos de rescate bancario del FOBAPROA-IPAB que se convirtió en un jugoso negocio para los bancos y en una carga de pasivos para el erario; entre otras medidas.

10. Introducir una discusión efectiva para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo de la Nueva República de conformidad con el Nuevo Proyecto de Nación del Movimiento de Regeneración Nacional a fin de planificar la creación de empleo para erradicar la pobreza.

11. El estado mexica tenía en silos un fondo para enfrentar contingencias sociales ante desastres naturales. En la Secretaría de Gobernación existe un fondo para enfrentar desastres naturales. De manera similar, la Nueva República debe crear fondos en la Secretaría del Trabajo para enfrentar crisis de desempleo, en la Secretaría de Economía para enfrentar quiebras masivas de empresas, en la Secretaría de Hacienda para enfrentar crisis financieras, en la Secretaría de Agricultura, quizá el fondo más importante, para enfrentar las crisis cíclicas del sector agrícola y de otras ramas como la ganadería y la pesca.

Después de consolidarse, en una segunda etapa, la Nueva República podrá administrar mejor los recursos naturales y productivos de la Nación. Todos resultamos perjudicados si la calidad del aire no es la adecuada o si nuestros lagos, ríos o mares territoriales están contaminados. Actualmente, hay una contradicción entre el interés privado y el interés social que debe ser superada. Con la producción de productos industriales cancerígenos todos perdemos. Igual perdemos con la producción de aerosoles que afectan la capa de ozono. La reiteración de los fraudes electorales en México ha reproducido la subcultura del pillaje, ha proliferado el robo a empresas y a individuos. La Nueva República consolidará la seguridad pública para asegurar el progreso y la prosperidad de sus ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: