De la actitud indiferente a la pobreza extrema, causal principal de la indolencia social actual por José Alfredo Morales

Mesa Pobreza y desigualdad como problema moral
         
De la actitud indiferente a la pobreza extrema, causal principal de la indolencia social actual.
 
Es difícil enfocar los problemas del país sin un análisis integral, de esta manera en síntesis se puede concluir que,“El problema no esta en la población sensible a su entorno social, esta en la actitud indiferente de los más favorecidos socialmente, que incluye a la elite política, actitud que genera pobreza extrema, ya que primero se excluye económica y después socialmente, pasando finalmente a estar sin acceso a los derechos humanos mínimos, al lastimoso, denigrante y consecuente deterioro de la calidad humana, donde los excluidos del desarrollo social se convierten en una de las causales principales de la indolencia que vivimos” Destruyendo el tejido social y provocando el desequilibrio actual, que esta afectando a toda la sociedad, todo fomentado por el modelo económico y social vigente.
 
     Requiriendo el país, que se atienda las necesidades prioritarias como; pobreza extrema (11.7 millones. CONEVAL), jóvenes que ni estudian ni trabajan (7.8 millones. SEP), y desempleo ó ocupación parcial, con menos de 15 hrs semanales (5.8 millones. INEGI tercer trimestre 2011).
 
     Posible sólo con una planificación participativa que permita una redistribución del presupuesto nacional, para resolver las necesidades sociales prioritarias del país, mediante políticas públicas sobre todoconsiderando que si la población estimada en México al tercer trimestre de 2011 es de 113,910,608 habitantes, que dividido entre el número de hogares en México (3.9 miembros por hogar, INEGI), da 29,207,848 hogares, que dividido entre el Presupuesto de Egresos de la Federación aprobado para el año 2012, que es de 3 billones 706, 902 millones, se tendría 126 mil 915 pesos al año para cada hogar, asignado como gasto para fomentar el desarrollo social de la nación, que debería repercutir en el bienestar y generar condiciones de desarrollo.
     Lo cual es viable considerando que México sigue siendo un país rico en petróleo, el cual genera más de un tercio del presupuesto federal (Cuenta Pública 2010. SHCP), sin considerar los excedentes extraordinarios que se reciben por los precios del petróleo arriba de los estimados, y que puede ser mucho mayor por el valor agregado que se puede obtener en su refinación, además de la riqueza en minerales, biodiversidad, y costas a ambos lados del país, potencial que permitiría el reequilibrio en la distribución del ingreso, pero también perfilar como objetivo final el desarrollo humano integral.
Nombre: José Alfredo Morales
Domicilio: Puebla. Pue. Cel. 2221108889
Ocupación: Profesor
Profesión: Maestro en Análisis Regional
Correo electrónico: jalmorales@hotmail.com
 
De la actitud indiferente a la pobreza extrema, causal principal de la indolencia social actual.

Es difícil enfocar los problemas del país sin un análisis integral, de esta manera en síntesis se puede concluir que, “El problema no esta en la población sensible a su entorno social, esta en la actitud indiferente de los más favorecidos socialmente, que incluye a la elite política, actitud que genera pobreza extrema, ya que primero se excluye económica y después socialmente, pasando finalmente a estar sin acceso a los derechos humanos mínimos, al lastimoso, denigrante y consecuente deterioro de la calidad humana, donde los excluidos del desarrollo social se convierten en una de las causales principales de la indolencia que vivimos” Destruyendo el tejido social y provocando el desequilibrio actual, que esta afectando a toda la sociedad, todo fomentado por el modelo económico y social vigente.

     Requiriendo el país, que se atienda las necesidades prioritarias como; pobreza extrema (11.7 millones. CONEVAL), jóvenes que ni estudian ni trabajan (7.8 millones. SEP), y desempleo ó ocupación parcial, con menos de 15 hrs semanales (5.8 millones. INEGI tercer trimestre 2011).

     Posible sólo con una planificación participativa que permita una redistribución del presupuesto nacional, para resolver las necesidades sociales prioritarias del país, mediante políticas públicas sobre todo considerando que si la población estimada en México al tercer trimestre de 2011 es de 113,910,608 habitantes, que dividido entre el número de hogares en México (3.9 miembros por hogar, INEGI), da 29,207,848 hogares, que dividido entre el Presupuesto de Egresos de la Federación aprobado para el año 2012, que es de 3 billones 706, 902 millones, se tendría 126 mil 915 pesos al año para cada hogar, asignado como gasto para fomentar el desarrollo social de la nación, que debería repercutir en el bienestar y generar condiciones de desarrollo.
     Lo cual es viable considerando que México sigue siendo un país rico en petróleo, el cual genera más de un tercio del presupuesto federal (Cuenta Pública 2010. SHCP), sin considerar los excedentes extraordinarios que se reciben por los precios del petróleo arriba de los estimados, y que puede ser mucho mayor por el valor agregado que se puede obtener en su refinación, además de la riqueza en minerales, biodiversidad, y costas a ambos lados del país, potencial que permitiría el reequilibrio en la distribución del ingreso, pero también perfilar como objetivo final el desarrollo humano integral.
Nombre: José Alfredo Morales
Domicilio: Puebla. Pue. Cel. 2221108889
Ocupación: Profesor
Profesión: Maestro en Análisis Regional
Correo electrónico: jalmorales@hotmail.com

Marzo de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: