Derechos Humanos: Propuesta ética para la reconciliación y la liberación

Ponente: Adrián Fuentes Luján *

Resumen: Consolidar la nueva corriente de pensamiento basada en principios de honestidad, justicia y amor, para dar el salto cualitativo como pueblo y como Nación que se suma a otros pueblos de latinoamérica a la lucha por la emancipación. Sólo así podremos vernos a los ojos y, con una ética republicana en común, anteponer los máximos intereses del pueblo de México para la construcción de una República Amorosa y el Poder Social. La clave es pensar dichas políticas públicas desde las víctimas, desde el pueblo y para el pueblo

Tema: Derechos Humanos

INTRODUCCIÓN

En México, la declaración universal de los Derechos Humanos, proclamada en 1948 y asumida por el Estado mexicano ese mismo año, es palabra muerta. Existe una violación masiva a los Derechos Humanos.

No existen hoy en día garantías para la vida y la seguridad del pueblo mexicano: solamente en este sexenio, cerca de 60 mil muertos; más de tres mil desaparecidos, según un informe del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias de la ONU. Además de 150 mil desplazados internos, según la CNDH.

El  Grupo de la ONU señaló que de 2006 a 2011 hubo un incremento en mil por ciento en las denuncias presentadas contra el Ejército y la Marina, lo cual prueba que “el involucramiento de la Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública ha tenido un efecto directo en el aumento de violaciones graves de derechos humanos” (Proceso, http://www.proceso.com.mx/?p=300821).

Ejecuciones extrajudiciales, linchamientos, desmembrados, descabezados, “pozoleados”… la pregunta colectiva es ¿Cómo llegamos a esta barbarie?

Esta crisis de inseguridad que se vive actualmente en el país no se entiende si no como una consecuencia de la acción reiterada y destructiva durante más de seis décadas -pero acentuada en los últimos 28 años- de otro tipo de violencia contra la población.

Este segundo tipo de violencia, diferente a aquella que es producto de la acción directa de grupos armados, tiene que ver con el uso faccioso del aparato del Estado por parte de grupos de intereses creados, principalmente en el ámbito económico y político. Este tipo de violencia es la base de una injusta repartición de la riqueza, y se basa en otorgar privilegios a las clases dominantes al mismo tiempo que en reducir la inversión en programas de corte social y en el aumento a los impuestos a la población de a pie.

Si a todo esto se le suma la corrupción e impunidad que imperan en las instituciones del Estado con lo que una gran cantidad del dinero que es de todos, se quede en la bolsa de unos cuantos… ¡Esto no es nada amoroso!

Los efectos de la violencia sangrienta que hoy día alcanza números alarmantes es la más visible manifestación de la falta de reconocimiento como sociedad, de nuestra obligación moral de preservar y practicar los valores del humanismo y amor al prójimo.

Es necesario iniciar un proceso de Reconciliación que siente las bases para garantizar Justicia para víctimas mortales, desplazados, lesionados, desaparecidos y sus familias.

¿Hay alternativas viables para revertir el deterioro e iniciar la reconciliación y la regeneración del tejido social?

República del Amor: Nueva forma de pensar(nos).

El Estado ha sido secuestrado y puesto al servicio de una minoría que ha lucrado históricamente con la miseria, la descomposición social, la guerra y sus efectos.

Esta desmoralización de la vida pública del país, que dicho sea de paso no es exclusiva de las clases dominantes, hace necesaria y justifica la introducción del amor como elemento de análisis y reflexión en la esfera de lo público.

Lo que es seguro, es que no podemos permitir que el Estado siga secuestrado simplemente por la codicia, el individualismo, la corrupción inmoral en beneficio propio y del linaje familiar, el rédito económico a costillas de la desgracia general, etc.

Esa nueva corriente de pensamiento es necesaria para construir una República Amorosa,  que no es una propuesta ingenua, si no  una propuesta de Amor por la vida, por la Libertad, la Justicia, el reconocimiento del Otro como parte fundamental de la convivencia colectiva en paz y fraternidad.

El amor se implica en los principios éticos de la República porque no se limita solamente a su concepción erótica. Es, por el contrario, una guía de ruta moral para dotar de sentido a un nuevo programa de gobierno popular y la construcción del nuevo Poder Social.

El Ser Humano debe amarse a sí mismo y entenderse en función de sus valores colectivos, como principio fundamental para la Liberación.

Antecedentes en el tema de Derechos Humanos

Estudié la Universidad en Ciudad Juárez, a partir del año 2007. Dos años después, ya habiendo sido delegado del Gobierno Legítimo me integré al Comité Municipal en el 2009, donde puse en práctica conocimientos y adquirí nuevas habilidades y experiencias.

En enero de 2010 militares asesinaron en el Valle de Juárez a la derechohumanista Josefina Reyes Salazar, compañera del Gobierno Legítimo que repartía Regeneración en aquella localidad pero a quien yo no conocí personalmente. Producto de la indignación por el cobarde asesinato es que decidí permanecer en Ciudad Juárez para aportar en la organización. En agosto del  mismo año mataron a su hermano Rubén Reyes. Para entonces había reflexionado que dadas las condiciones actuales, era necesario y urgente luchar por la defensa de los Derechos Humanos.

La vía para lograr un Estado de Derechos Humanos se llamaba ya para entonces MORENA. En octubre de 2010, organizaciones agrupadas en el Frente Plural Ciudadano, organizamos el Foro Internacional Contra la Militarización y la Violencia. Durante la marcha con la que se dio inicio a los trabajos, agentes de la Policía Federal dispararon abiertamente en contra de Darío Álvarez Orrantia, estudiante de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, en el primer hecho de represión a una manifestación estudiantil desde el 68.

En noviembre de 2010 fui “levantado”, golpeado y robadas fueron mis pertenencias por parte de policías federales, por llevar en mi teléfono celular fotos de esa manifestación. Quise recordar este hecho que reafirmó mi convicción por la defensa de las causas justas y los Derechos Humanos.

En febrero de 2011 también en el Valle de Juárez Elías y Malena Reyes Salazar, junto a Luisa Ornelas Soto, fueron secuestrados por un comando armado, convirtiéndose el de la familia Reyes Salazar en un caso emblemático ya que reúne asesinatos, quema de casas, desaparición forzada, tortura, profanación de tumbas y desplazamiento forzado, de todo.

En exigencia por la inmediata presentación con vida de los desaparecidos, la familia Reyes Salazar y organizaciones que las acompañábamos nos plantamos afuera de la fiscalía de Justicia en Ciudad Juárez. Desde ese momento me involucré con los Reyes Salazar, fungiendo principalmente como vocero de la familia y las organizaciones.

Haber formado un lazo tan estrecho y de cariño con la familia Reyes Salazar, de quienes agradezco públicamente el haberme permitido acompañarlos en su exigencia de Justicia, fue además de grato, un gran aprendizaje.

Derechos Humanos, herramienta para la liberación.

México vive actualmente una “adolescencia democrática” marcada por el conflicto, la represión de cualquier indicio de rebeldía y la voluntad de cambio de un espíritu colectivo en proceso de liberación.

Las y los jóvenes en México, en particular quienes pertenecen al estrato social de menor ingreso en el ámbito suburbano y rural, han visto cancelados sus derechos más fundamentales históricamente. Pero durante el último sexenio, han sido violados de manera sistemática sus Derechos Humanos como consecuencia de una supuesta “guerra contra el narco” que no alcanza a ocultar sus fines de control y represión social. Negando con esto un futuro justo y esperanzador para las y los jóvenes de nuestra Nación.

Aquí cabe hacer mención a los recientes actos de hostigamiento por parte del Estado en contra de estudiantes normalistas de Tiripetío, Michoacán. Con el antecedente de la masacre ocurrida en la carretera del Sol en Guerrero, donde murieran asesinados dos estudiantes normalistas de Guerrero por balas del Estado sólo se demuestra que el gobierno no detendrá sus intentos por privatizar por completo la educación y desaparecer las escuelas normales rurales.

Una República Amorosa implica una educación amorosa. Las escuelas normales rurales tienen el objetivo de preservar el patrimonio cultural de las comunidades y pueblos de México por lo que los gobiernos deben respetar este modelo de educación socialista surgido de la época de Lázaro Cárdenas, dar atención inmediata a las exigencias de los estudiantes y detener su intento de privatizar la educación.

Además de ser la Educación un derecho constitucional, es también un Derecho Humano que debe reivindicarse como la única vía para la superación intelectual de nuestros pueblos.

El patriarcado y la opresión hacia la mujer es otro frente de dominación entre los mismos seres humanos que debe ser combatido a través de la implantación de valores colectivos como regla moral de convivencia social, pero sobretodo, con el respeto a la vida de la mujer como prioridad Nacional. La vergonzante cifra de 5 asesinatos de mujeres al día trágicamente sólo sigue en aumento. La más grande contradicción del hombre, que matando a su madre se mata a sí mismo.

Por cuestiones de tiempo y que seguramente hay mujeres aquí que tratarán el tema mucho mejor de lo que podría hacerlo yo, sólo me queda reconocer el trabajo de las defensoras de mujeres en Ciudad Juárez, como Imelda Marrufo de la Red Mesa de Mujeres y el Comité de Madres con Hijas Desaparecidas y su digna lucha por las jovencitas desaparecidas en Ciudad Juárez. ¡Cumplimiento de la sentencia Campo Algodonero! ¡Pleno respeto a la Convención Belem do Pará! ¡Implementación del Protocolo Alba: Ni una más!

PROPUESTAS

El ejercicio de los Derechos Humanos por sí mismo, como una doctrina orientada a la emancipación de los pueblos de América Latina.

Corto plazo

Atención inmediata a las recomendaciones hacia el Estado mexicano por parte de instancias internacionales como la CIDH, la ONU y organizaciones no gubernamentales. Comisión de la Verdad que esclarezca el feminicidio y el juventicidio.

Asignación de recursos humanos y presupuestales para la implementación de un programa emergente de atención a víctimas de violaciones a Derechos Humanos , defensoras y defensores. En la actualidad el Estado carece de los mecanismos adecuados para la implementación de medidas de protección requeridas por instancias internacionales con las que el mismo Estado mexicano se ha comprometido.

Aunado a esto, existe una absoluta desorganización y falta de coordinación entre las instituciones del Estado tanto a nivel federal, así como en los estados de la República y entre ellos mismos. Esto debe corregirse.

Mediano Plazo

Establecer la procuración de Justicia “de sentido humano”.

Que el retiro del Ejército de las calles sea por regiones, es decir, retirarlo más pronto de los lugares donde la población ha realizado denuncias de violaciones numerosas y graves a los Derechos Humanos, y que permanezca en los lugares donde la población así lo determine. Desmilitarización de las policías.

Largo plazo

La adopción de políticas públicas orientadas a la permanente concientización en materia de Derechos Humanos, así como programas de capacitación para defensoras y defensores, con el objetivo de generalizar el conocimiento, ejercicio y defensa de los derechos fundamentales e innerentes a todo Ser Humano.

La clave es pensar dichas políticas públicas desde las víctimas, desde el pueblo y para el pueblo.

Conclusión

Los Derechos Humanos son el campo más parejo para llevar a cabo la Reconciliación Nacional, para sabernos entre todos iguales: es donde todos gozamos de los mismos derechos y, de la misma manera, la obligación de “comportarnos fraternalmente los unos con los otros” tal como lo indica la Declaración Universal de Derechos Humanos en su primer artículo.

Debemos consolidar la nueva corriente de pensamiento basada en principios de honestidad, justicia y amor, para dar el salto cualitativo como pueblo y como Nación que se suma a otros pueblos de latinoamérica a la lucha por la emancipación. Sólo así podremos vernos a los ojos y, con una ética republicana en común, anteponer los máximos intereses del pueblo de México en su conjunto, en todos los ámbitos y toma de decisiones de la vida pública del país. En este sentido, la promoción y defensa de los Derechos Humanos no será la excepción.

Observando este nuevo consensus populi y ofreciendo en prenda nuestra palabra ante el documento que se materializará como resultado del intercambio de ideas en este Congreso, pondremos manos a la obra de manera urgente pero bien reflexionada, en la organización y en la construcción del poder social necesario para alcanzar nuestro objetivo que es, la verdadera transformación del país de manera pacífica, y también a través de la construcción de una cultura de los Derechos Humanos para todos y todas.

He aquí un punto de vista. Se deja ver un horizonte que plantea la urgente necesidad de sacudirnos y tomar responsabilidad por la regeneración del país que amamos. Tomar la decisión. Emprender el camino de la construcción de la República Amorosa  que sólo será, en tanto el pleno ejercicio de nuestros Derechos Humanos esté garantizado, que sean una herramienta para la construcción de Paz que permita alcanzar más temprano que tarde la Reconciliación Nacional y la Liberación de nuestros pueblos.

México, Distrito Federal. 16 de marzo de 2012.

*Diseñador gráfico por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, colaborador de Regeneración web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: