Reconocimiento de los mecanismos de contrapeso del modelo parlamentario para abatir la corrupción

Ponente: Gerardo Domínguez Pérez

“Reconocimiento de los mecanismos de contrapeso del modelo parlamentario para abatir la corrupción”

El eje temático sobre ¿Cómo evitar la corrupción? Medidas prácticas… se antoja como una somera invitación a expresar una serie de buenos deseos que en el corazón amoroso de los gobernantes tal vez se dé…será solo “tal vez”… y sería meramente esperanzador…pero el problema en México sobre la corrupción es un mal comparándolo con la medicina digamos que estaría diagnosticado como canceroso y peor aun con metástasis después de pasar de partido único (PRI) en el periodo posrevolucionario al fallido pluripartidismo (PRI, PAN, PRD, PT, etc) ahora la corrupción no es de un solo origen político también se da en los gobiernos emanados de todos los partidos políticos…los casos de corrupción más próximos y emblemáticos de los “Bribiesca” con Fox, el caso “Bejarano” en un gobierno de izquierda, ya no se digan de los de más tradición con Montiel, Peña Nieto en el estado de México, Romero de Schamps y ahora los de los organismos disque autónomos como la Cofetel con de Swaan, y como constantes; manejo discrecional del erario público, nepotismo, tráfico de influencias, malversación de fondos públicos, sobornos, extorciones, en suma el grave mal que aqueja a los mexicanos la corrupción de sus gobernantes, y debemos ser claros los gobernantes tienen nombre y apellido, hablar de administración pública es en abstracto, empecemos por aclarar sobre los titulares de la administración pública o de uno de los poderes público; el “Ejecutivo”; recaiga este en le figura del Presidente de la Republica, los 32 Gobernadores de los estados y los más de dos mil Presidentes Municipales los cuales por ley y constitucionalmente en su calidad de ejecutivos manejan en mayor o menor medida el erario público en sus modalidades federal, estatal o municipal, tienen la facultad en el ámbito de sus competencias recaudar las contribuciones de los ciudadanos y realizar los procesos de presupuesto y gasto de las diferentes ramas de la administración pública, que se resume en dos grande vertientes; obra y servicios.

Para el caso de los otros poderes esto es el legislativo y judicial, así como de los denominados organismos autónomos aunque considerable la derrama financiera que tiene que hacer por funcionalidad y de prestación de servicio como es el de impartición de justicia y obras de ampliación y mantenimiento de sus instalaciones, comparándola con el gasto de los ejecutivos Federales, estatales municipales, es menor.

Partiendo de lo anterior tenemos que en México históricamente el poder ha sido manejado de manera unipersonal y oligárquicamente desde el tlatoani mexica y su consejo de nobles-sacerdotes en la época del imperio azteca, continuando con la modalidad de virrey-obispo del periodo colonial, teniéndose una continuidad de estado teocrático, por lo tanto la religión debe tomarse muy en cuenta al analizar la política en México, como ingrediente muy influyente y siempre presente hasta nuestros días a pesar de los intentos en la ley juarista del estado laico. Por lo tanto el ejercicio del poder en nuestro país está encarnado en una sola persona, envestida de poderes plenipotenciarios. No sé ha podido sobrepasar la figura del “déspota” a pesar de la copia de los modelos; republicano de Estados Unidos y de división de poderes de la ilustración francesa en las constituciones de 1814, 1824,1847,1857 y la de 1917 que actualmente nos rige.

Las puganas entre liberales y conservadores…entre el centralismo del poder apuntalando al jefe máximo y proclama de la división de poderes con los contrapesos del debate y rendición de cuentas por el congreso y la impartición de justicia ya no administrada por el presidente, la separación de la iglesia de la administración pública, la consolidación de la nación mexicana durante el convulso siglo XIX culminando con la dictadura de Díaz. Hizo que en la letra ganaran los liberales pero en la práctica triunfaron los conservadores, la constitución del 57 solo eran ideales que no correspondían con la paz y progreso del porfiriato.

Esta constante de no corresponder; entre el modelo de régimen de gobierno plasmado en la ley con la actuación del titular del poder máximo en México que es el ejecutivo, se continua en la constitución de 1917, la creación del partido de estado (PRI) mantuvo en meros entes decorativos a los poderes legislativo y judicial, letra muerta la división de poderes y por ende el no ejercicio del debate sobre los asuntos de gobernar.

Y este hecho nos es menor ya que el contrapeso al absolutismo presidencial en México está plasmado en la constitución pero en las leyes reglamentarias o la omisión en la reglamentación hace que hasta nuestros días el congreso mexicano haya evadido la función esencial relativa al control político del titular del ejecutivo y su gabinete, no existe la rendición de cuentas del quehacer del presidente de la republica como responsable del amplio sector de la administración, en la práctica y en la ley se deja que la mayoría parlamentaria impida que el congreso claudique en sus funciones de investigación, interpelación, solicitud de informes o requerimiento de comparecencia de los funcionarios, presidente de la republica y gobernadores, hace del grupo parlamentario del mismo partido de donde emano el titular del ejecutivo que sus legisladores se conviertan en defensores de oficio, se excluye a las minorías que por su naturaleza opositora serán las mas criticas, vigilantes y exigentes de la correcta actuación del gobierno ya que al estar atentas a las fallas de este, generaran debate ante el electorado esto como acción de campaña legitima y deseable. La esencia de la competencia de los partidos políticos es que se cuidaran los unos a los otros, estarán atentos entre si de sus fallas siendo gobierno, esta confrontación natural hace posible que los actos de los gobernantes en turno sean públicos sobre todo sus fallas, sean estas de corrupción, abuso de autoridad, en suma el mal manejo que haga de la administración  publica.

Por lo tanto la interrelación entre minorías parlamentarias (grupos parlamentarios) con el titular del ejecutivo y sus funcionarios en el aspecto de confrontación debe plasmarse funcionalmente en la constitución la propuesta concreta seria que el titular de la Auditoria Superior de la Federación sea designados solo por los grupos parlamentarios de minoría, además de que la auditoria superior tenga la facultad pericial y fiscal de integra expediente por corrupción y presentar querella ante los tribunales judiciales contra aquel funcionario que haya hecho malversación de fondos del erario publico, y en caso de los servidores públicos que gocen de fuero presente expediente técnico ante todos los miembros de la comisión inspectora de la cámara de diputados y se haga publico, esto ayudaría a contrarrestar la opacidad practica siempre presente en el manejo exclusivo de la información por parte de los coordinadores de comisión, ya que si se obliga en la ley que la información no sea reservada y además se obligatorio entregarla a todos los legisladores que la pidan so pena de ser castigado con la destitución del auditor general si no lo hiciere.

Plasmar lo anterior en la constitución y hacerlo viable y funcional en la ley reglamentaria seria apenas un paso de los muchos que se tendrían que emprender para mitigar el grave y endémico problema de la corrupción en nuestro país. Los otros serian derecho pleno de la información que tiene que ver con quitar los excesivos privilegios que tienen el duopolio televisa-tv azteca, la falta de televisoras de carácter publico con contenido cívico, cancelar de la ley los conceptos de información reservada, que el congreso tenga televisión con cobertura nacional y por ley sea obligatoria la difusión de los debates parlamentarios tanto del senado como de la cámara de diputados.

Hay una desilusión de la alternancia del poder en México esto es por que en la practica se tuvo un sistema de partidos que convivieron con leyes reglamentarias enfocadas en sostener un partido de estado, falto la reforma del estado, el PAN en su ambición y estupidez de calculo político de querer perpetuarse como el PRI en el poder peor aun compartir como hermandad el poder político atreves de un bipartidismo sin reforma constitucional al estilo estadounidense, confundió, colapso y erosiono las bondades del parlamentarismo como contrapeso al ejecutivo, hoy por hoy en México el sistema de partidos esta mal visto por los ciudadanos, la añoranza del partido único es una involución que agravaría la precaria situación de nuestro país sumergido en la excesiva desigualdad entre los ricos de “forbe´s” y la marginación inhumana de los barrios de nuestras ciudades y los muchos poblados rurales de todos los estados, el retroceso de los índices de educación y la violencia como síntoma de crispación social, el movimiento de regeneración nacional debe ser de propuestas de corto y mediano plazo por la emergencia social que vivimos, pero no debe dejarse de lado que se requiere que los liderazgos de este movimiento deben tener la capacidad de ser estadistas, si no se plantea una reforma constitucional que cancele las contra-reformas salinistas, así como el fortalecimiento de la división de poderes en México, será repetir la ya llamada época perdida de la alternancia en México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: